Consejos para elegir un buen par de zapatos y evitar dañar tu salud


El elegir un par de zapatos, para la mayoría de las mujeres, es un gran desafió, y no hablamos nada más del precio, el color, la moda, que si es de tela, que si es sintético, o que si es de punta y de tacón ancho, o simplemente que no combina con la ropa de temporada.

Ahora lo que toda mujer debe de tomar en cuenta, aparte de todo lo mencionado, es que ese calzado, sea bueno para su salud, y es que al elegir una par de zapatos que estén a la moda, nos puede llevar a consecuencias desagradables y las ventajas de inbursa seguros, como lo puede ser la temible lumbalgia o artrosis.

Y es que dejando de lado, que un par de zapatos, que son pequeños, estrechos o que tienen un tacón demasiado alto, lo que nos deja con problemas de heridas, ampollas, juanetes, callos entre mas cosas, también nos puede afectar en la cadera, la columna y hasta en las articulaciones, por eso es primordial empezar a dejar la moda, a un lado y empezar a ver por nuestra salud.

Por eso te dejamos las siguientes recomendaciones, de cómo escoger el calzado, y que sea un aliado, para no tener problemas médicos en un futuro no muy lejano.

Elegir zapatos que ayuden a la salud.


El material con el que está confeccionado el zapato


Siempre tenemos que determinar, si el calzado que estamos a punto de comprar, es de una piel autentica, que sea suave y no nada más en el exterior, lo importante es el interior, que es donde están nuestros pies.

Siempre escoge zapatos de tacón ancho


Esto con el fin de que la pisada sea firme la alimentación de diabéticos, procura que el tacón no supere los 6 centímetros de alto, lo ideal es entre los 2 y los 4 centímetros, pero sabemos que en ocasiones, no se puede evitar unos zapatos altos.

La suela procura que sea antideslizante


Con el fin de evitar los resbalones que pueden llevarte a un accidente, una suela que es antideslizante, nos ayuda a tener un paso firme.

La flexibilidad


Un par de zapatos tiene que tener una gran resistencia, pero a su vez tiene que ser cómodo y lo más importante que tenga flexibilidad, con estos puntos el zapato, nos da una firmeza. evita los que terminan en punta, o que son fabricados en material de dudosa calidad.

El numero


Si eres una de esas personas que usan calzado que es intermedio entre un número y otro, siempre opta por comprar el número que sigue, esto con el fin de evitar un calzado apretado.

Para terminar, hacemos hincapié, de que si estas a punto de comprar calzado, tomes en cuenta que por más que te guste ese par de zapatos que está de moda, si no te amolda bien, puedes poner en riesgo tu salud, con el paso del tiempo, y que es el calzado el que se tiene que adaptar a tu pie y no tu pie a los zapatos.