Zuecos holandeses para todos los gustos



Los zuecos, originarios de Francia a pesar de no conocerse dicha procedencia con exactitud, son un calzado propio de paisajes verdes del norte de España (Asturias y Galicia) y de Europa como en el caso de este artículo.

Los zuecos se usaban para aislar el frío y poder caminar por senderos embarrados pero su evolución ha marcado tendencia y es muy común hoy en día ver este tipo de calzado adaptado a nuestro tiempo teniendo un uso meramente ornamental, muy lejos de su uso  tradicional.

Modelos hechos de madera lucen de todas las tallas, colores y dibujos en las estanterías, sobresaliendo algunos más extravagantes y originales que otros: rosa chicle, tulipanes, banderas de diferentes países y hasta lunares como los de un traje de gitana hacen de cada par de zuecos un encanto especial.


También existe una amplia colección de modelos más clásicos y convencionales y con materiales diferentes a la madera original pero si eres la más fashion de tu grupo tienes estampados de cebra, brillo de charol, piel, etc para ser la más original de todas tus amigas.

No te pierdas esta fantástica oportunidad si visitas los Países Bajos, la red de transportes en Holanda es bastante más rápida y eficaz que en otros países además de tratarse de un país pequeño por lo que las distancias son cortos e interesantes desplazamientos.

¿Cuéntanos como serían tus zuecos perfectos para una fiesta?

Caracterízalo a tu gusto y recuerda que para elegir la talla correcta, debes probártelos con tus zapatos  quedando la punta de tu zapato justo en la punta de tu zueco y por la parte del talón debe haber un hueco de dos dedos aproximadamente. Si es tu talla podrás caminar tranquilamente y notarás como aísla tus pies del frío y la humedad del suelo.