Cancer De Endometrio En Mujeres Postmenopausicas Tratadas Con Hormonas


En un artículo publicado en la revista The Lancet del 30 de Abril de 2005, investigadores del Million Women Study Coordinating Centre de Oxford, se plantean estudiar la incidencia que sobre el cáncer del endometrio puedan tener las terapéuticas de sustitución hormonal en mujeres menopáusicas, tanto en las que sólo se aplican estrógenos naturales o sintéticos, como la tibolona, como en aquellas que utilizan la combinación estrógenos / progestágenos.

Es bien conocido que el uso de los estrógenos en la menopausia incrementa el riesgo de desarrollar un cáncer del endometrio. Para contrarrestar este efecto, muchas mujeres postmenopáusicas que no han sido sometidas a una histerectomía usan la hormonoterapia combinada que contiene estrógenos y progestágenos.

Incidencia del cáncer


Hasta el momento, la información sobre la incidencia del cáncer que puedan tener ambas formas de hormonoterapia es limitada. 716.738 mujeres postmenopáusicas del Reino Unido sin cáncer previo ni histerectomía previa, fueron incluidas en el denominado Million Women Study entre 1996 y 2001; se obtuvo información acerca de su uso de la hormonoterapia de sustitución y otros detalles personales, y fueron seguidas durante un periodo medio de 3-4 años, tiempo durante el cual se diagnosticaron 1.320 cánceres del endometrio.

Un 45% de las mujeres reclutadas (320.953) informaron en el momento de ser reclutadas para el estudio que habían utilizado la hormonoterapia de sustitución, de las cuales 69.577 (22%) habían usado la hormonoterapia de sustitución combinada de forma continua (un progestágeno añadido diariamente al estrógeno), 145.486 (45%) habían usado la hormonoterapia de sustitución combinada de forma cíclica (progestágeno añadido al estrógeno, habitualmente en los días 10-14 del mes), 28.028 (9%) habían utilizado tibolona, y 14. 204 (4%) sólo habían utilizado estrógenos. En comparación con las mujeres que nunca utilizaron la hormonoterapia de sustitución, el riesgo fue el siguiente:


  • Reducido en las que utilizaron la hormonoterapia de sustitución combinada de forma continua
  • Aumentado en las que utilizaron la tibolona o solamente estrógenos como hormonoterapia de sustitución
  • No modificado en las que utilizaron la hormonoterapia de sustitución combinada de forma cíclica.


El índice de la masa corporal de la mujer afecta de modo significativo a estas asociaciones, de tal manera que los efectos adversos de la tibolona y de los estrógenos utilizados sin combinación con progestágenos, fueron mayores en las mujeres no obesas, y los beneficios de la hormonoterapia de sustitución combinada de forma continua fueron mayores en las mujeres obesas.

La interpretación de los autores de estos resultados es la siguiente: Los estrógenos y la tibolona incrementan el riesgo del cáncer de endometrio. Los progestágenos contrarrestan los efectos adversos de los estrógenos sobre el endometrio; este efecto beneficioso se incrementa cuando aumentan los días del mes en los que son añadidos a los estrógenos, y también en las mujeres obesas.

Sin embargo, la hormonoterapia combinada estrógeno/progestágeno causa un mayor incremento del cáncer de mama que otras terapias.